Tipos de Préstamo Hipotecario para la compra de una vivienda.

 

Si estás pensando en comprar una vivienda, quizá tengas dudas en materia de préstamos hipotecarios: ¿qué es realmente una hipoteca?, ¿qué tipos de préstamos hipotecarios existen?… Vamos a despejar dudas.

La hipoteca es un derecho real de garantía que se constituye para asegurar el pago de un préstamo.

Dicho de otra forma más sencilla, hipoteca es un préstamo cuyo pago está garantizado por el valor de un inmueble.

El préstamo hipotecario es un producto bancario que posibilita al comprador la obtención del dinero necesario para la compra de una vivienda (capital del préstamo), por parte de una entidad de crédito (prestamista). El comprador adquiere el compromiso de devolver la cantidad prestada con los intereses correspondientes, en pagos periódicos (cuotas).

La diferencia del préstamo hipotecario con otro tipo de préstamos es que el hipotecario cuenta con una garantía adicional: el inmueble adquirido en la compra.

Los dos elementos fundamentales de todo préstamo hipotecario son dos:

 

  1. El contrato del préstamo en el que se detallan:

– todas las obligaciones del deudor

– las condiciones del préstamo

– el plazo de devolución

– las cuotas

– el sistema de amortización

 

  1. La garantía hipotecaria que supone que, en caso de impago, el banco puede hacerse con la propiedad del bien hipotecado.

 

Existen tres tipos de préstamo hipotecario según el tipo de interés: de interés variable, de interés fijo y préstamos hipotecarios mixtos.

  • El préstamo hipotecario a interés variable

En este tipo de préstamo pagaremos como intereses, el valor del Euríbor (suponiendo que estamos en la eurozona) más un diferencial constante que se negocia con el banco.

Es decir, los intereses se revisarán cada semestre/año fijando como intereses a pagar, el Euríbor del momento de la revisión más un diferencial. Durante toda la vida de la hipoteca se revisará el interés de esta manera y, por consiguiente, las cuotas serán variables, tanto al alza como a la baja.

  • El préstamo hipotecario a interés fijo

Se aplica un tipo de interés fijo o constante en toda la vida del préstamo, por lo tanto, el parámetro Euríbor no influye. Es un valor constante que se negocia con el banco, pero suele ser mayor que el diferencial de las hipotecas variables.

La cuota no variará con el tiempo y de este modo nos olvidaremos de las modificaciones que pueden ocasionar los cambios de valor del Euríbor y las subidas de inflación.

  • El préstamo hipotecario mixto

Combina los dos tipos de interés de los préstamos anteriores, por ejemplo, aplicando el tipo de interés fijo en los primeros años y variable en los siguientes.

Por ser una mezcla de los dos, no significa que tome sólo las ventajas de los dos tipos de préstamo hipotecario comentados. Si el préstamo se adquiere en un momento inadecuado, puede englobar las desventajas de los dos tipos de préstamo hipotecario anteriores.

 

La hipoteca es una de las herramientas más utilizadas para adquirir una vivienda y sirve para apalancarse, normalmente mediante bancos.

Pero sobre lo que es el apalancamiento y sus ventajas, hablaremos en otro post, pues es una forma muy común entre los inversionistas de obtener un flujo de caja (cash-flow), por ejemplo, en el mundo inmobiliario.

Si quieres comprar un piso o una casa en Irun, Hondarribia, Donostia o cualquier otra localidad de Gipuzkoa, puedes contar con nuestro asesoramiento profesional antes de la compra para la elección entre las ofertas hipotecarias que tengas. En nuestra inmobiliaria contamos con la ayuda y colaboración de diferentes bancos para que puedas obtener una buena financiación, y también contamos con viviendas en venta que podrían coincidir con lo que estás buscando.

¿Hablamos?